Seminario Simposio Filosofía de la Ciencia

 

  • Jueves 31 de mayo

    17:00 horas

     Constanza del Campo, Académica de la Facultad de Matemáticas.

    Título: Formalismo vs. Intuicionismo: Posturas filosóficas en la concepción de las matemáticas

    Sala K301, Edificio de Ciencia y Tecnología, Campus San Joaquín, Pontificia Universidad Católica de Chile

    Abstract

    Durante el siglo XIX los conceptos matemáticos habían alcanzado un alto grado de abstracción, sus teorías se desarrollaban en profundidad. Con esto se da inicio lo que llamamos “matemática moderna”. Al mismo tiempo nacía una necesidad de borrar los escepticismos sobre los fundamentos de las matemáticas. Así aparece el Formalismo, el cual se identifica con la posición de David Hilbert.

    El Intuicionismo matemático se podría decir que es un punto de vista diferente, originado por L.E.J. Brouwer, el cual rechaza los métodos de la matemática moderna y los reemplaza por métodos alternativos. Esta corriente de pensamiento se origina principalmente como una tentativa de rescatar del naufragio las matemáticas que pareció amenazar a comienzos del sigo XX principalmente como resultado de paradojas en la teoría de conjuntos.

    Con un barniz de un “antes y un después” de Kurt Gödel, en esta charla pretendo generar un ambiente de discusión sobre estas dos posiciones y así examinar los métodos y conceptos con que se han enriquecido las matemáticas.

     

    Jueves 26 de abril

    17:00 horas

    Danny Avello, Físico y Estudiante de Doctorado de Educación de la Facultad de Educación, UC.

    Título: Positivismo y Física: Por qué cuestionarse el estado ontológico de la cosas. (.pdf)

    Sala 5, Facultad de Matemáticas, Edificio Rolando Chuaqui, Campus San Joaquín, Pontificia Universidad Católica de Chile

    Abstract

    En esta sesión, se mostrarán ejemplos desde la Física de porqué tiene sentido cuestionarse el estado ontológico de las cosas, y cómo esto puede afectar a nuestra comprensión de las ciencias sociales.

     

     

    Jueves 5 de abril

    17:00 horas

    Ernesto San Martín. Facultad de Matemática, PUC

    Título: ¿Por qué nos interesa la filosofía?

    Elementos para reflexionar y potenciar nuestro quehacer científico

    Sala 3, Facultad de Matemáticas, Edificio Rolando Chuaqui, Campus San Joaquín, Pontificia Universidad Católica de Chile

    Abstract

    Los integrantes de LIES han considerado importante generar un espacio de reflexión filosófica. No se trata de un espacio profesional sino existencial, es decir, un espacio donde se quiere volcar preguntas acerca del sentido de la investigación en ciencias sociales, (re-)visitando problemas como ¿qué significa explicar?, ¿es coherente introducir conceptos de causalidad en ciencias sociales? o ¿existe un concepto tan fecundo como el de estructura que permita el desarrollo de disciplinas tan diversas como la matemática, la psicología, el psicoanálisis, la lingüística y la antropología?. En este primer seminario, queremos considerar algunas de estas preguntas y proponer pistas de discusión para que ulteriores personas interesadas las desarrollen.

     

Definición de simposio

Simposio es un concepto que procede de la lengua griega. El término hace referencia a un encuentro donde se analiza un cierto asunto.

Es importante ser conscientes de que el origen del simposio se encuentra en una especie de banquete que tenía lugar ya en la Antigua Grecia y que se acometía con el claro objetivo de poder festejar desde algún evento importante como una cita familiar hasta cualquier otro acontecimiento que se considerara oportuno.

En concreto, ese tipo de celebración se componía de dos partes claramente delimitadas: una primera en la que se procedía a disfrutar de manjares y productos varios y una segunda, en la que no sólo se bebía vino sino en la que también los asistentes disfrutaban de ciertas actividades como, por ejemplo, espectáculos de música y danza.

Puede vincularse un simposio a una conferencia o a un seminario. En el simposio, diversos especialistas se reúnen para debatir y analizar un tema. El objetivo es que cada experto intervenga en el debate con su punto de vista: un coordinador, finalmente, se encarga de resumir los principales conceptos para que los asistentes puedan sacar sus propias conclusiones y salgan enriquecidos del evento.

El público que asiste al simposio tiene la posibilidad de realizar preguntas a los disertantes. De esta manera, el simposio resulta interactivo y sus conclusiones son construidas de manera participativa.

Mucho tiempo atrás, el simposio veía la luz en la época de Platón; en su diálogo adecuadamente titulado “El simposio” se puede apreciar un gran debate en el cual participan Sócrates y sus discípulos para discutir acerca del amor, uno de los temas más importantes para nuestra especie. En este caso particular, dichos pensadores intentan llegar a la esencia misma del amor.

Si bien no existen tantas diferencias entre esa idea de simposio y el concepto que tenemos hoy en día, existen ciertas cuestiones académicas que dotan la versión contemporánea de una estructura más sólida. Uno de los objetivos más comunes del simposio es hallar soluciones para un determinado problema, aunque también es común usarlo como medio de formación o entrenamiento.